La escuela

La Escuela Infantil Fantasía es un centro creado en 1998 desde la ilusión del trabajo con los niños y las familias.


Con un gran equipo muy profesional que asume la responsabilidad de proteger, educar y ayudar a los niños a “madurar” física, intelectual, moral y psicológicamente desde el tacto pedagógico. Un tacto que se trabaja con el habla, el silencio, la mirada, el gesto, el ambiente y el ejemplo (Max van Manen-Catedrático de Educación).

Mucho más que una guardería


Somos una escuela activa y creativa enriquecida de diferentes metodologías que parten del amor y el respeto hacia los más pequeños. Nuestro curriculo se enriquece de las metodologías:

  • El Método Montessori: utilizamos muchos de sus materiales para el aprendizaje vivenciado y científico de los niños y niñas; dándole mucha importancia a la parte de "vida práctica" por la edad con la que trabajamos y al "rincón de la paz" en la resolución de conflictos.
  • La Pedagogía Waldorf: nos encanta para no dejar de lado esa parte de fantasía que los peques necesitan, utilizando las telas, las cintas del viento, los arco iris, las hadas, aprovechar cualquier momento y salir al aire libre a jugar.
  • El enfoque Reggio Emilia: nos encanta transformar las aulas en auténticos ambiente de aprendizaje que inviten a los niños y niñas a moverse a actuar con el entorno y descubrir sus posibilidades.
  • Y la teoría de Emmi Pikler especialmente aplicada al grupo de bebés, favoreciendo la libertad y autonomía de los movimientos del bebé.

Todos los días realizamos sesiones de relajación, a través de masajes en los bebés y de yoga con el resto de peques.
La escuela es de puertas abiertas, realizamos varios talleres con las familias para que también sean una parte activa de nuestro centro, manteniendo un contacto personal diario con ellos.
Estamos para ayudar a las familias, por tanto continuamos con el BLW para aquellas familias que lo hayan iniciado y favorecemos el uso de pañales de tela.
Con un gran equipo muy profesional que asume la responsabilidad de proteger, educar y ayudar a los niños a “madurar” física, intelectual, moral y psicológicamente desde el tacto pedagógico. Un tacto que se trabaja con el habla, el silencio, la mirada, el gesto, el ambiente y el ejemplo (Max van Manen-Catedrático de Educación).


 

Si estás interesado, contacta con nosotros


Contactar